ESCUELA PREPARATORIA MÓDULO AYUTLA
PIENSA Y TRABAJA UDG
Para tu Información. Nuestra Institución participa en este proyecto.


Si tienes duda sobre este proyecto da clik sobre la imagen y descubre de que se trata.

Bachillerato General por Competencias

BACHILLERATO GENERAL POR COMPETENCIAS (BGC)

 

Objetivo General

Actualizar el modelo curricular del Bachillerato General de la Universidad de Guadalajara, y orientarlo hacia un enfoque formativo basado en competencias, centrado en el aprendizaje y fundamentado en el constructivismo, que incorpore en forma transversal las dimensiones científico-cultural, tecnológica, ética, estética, humanista en una perspectiva global, regional y local, para propiciar una formación integral del estudiante.

Objetivos particulares

  • Impulsar la reforma del currículo de los estudios del tipo medio superior, para responder a los requerimientos de la sociedad del conocimiento y del desarrollo sustentable.
  • Promover que el currículo de la educación media superior se organice alrededor de 3 componentes formativos comunes:

Un componente básico orientado a lograr una formación humanística, científica y tecnológica avanzada, que desarrolle las capacidades para identificar, plantear y resolver problemas, de expresarse, de participar en actividades colectivas y de aprender a lo largo de la vida.

Un componente propedéutico dirigido a lograr los aprendizajes necesarios para acceder, en su caso, al nivel superior.

Un componente de formación profesional acorde con la dinámica de los sectores productivos, orientado a la inserción en el mundo del trabajo y que tome en consideración el enfoque de las competencias laborales.

  • Fomentar en los nuevos planes y programas de estudio esquemas flexibles, sistema de tutorías para la atención individual y grupal, programas de asesoría y orientación diferenciada, privilegiando la atención de los alumnos con bajos niveles de aprovechamiento y en riesgo de abandonar sus estudios.
  • Introducir en los planes de estudio acciones relacionadas con la protección del ambiente.
  • Promover el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la impartición de los programas.
  • Renovar los materiales didácticos e incorporar las aportaciones de las tecnologías de la información y la comunicación.
  • Fomentar en las escuelas la utilización de tecnologías avanzadas en las actividades prácticas de talleres y laboratorios.
  • Promover el establecimiento de equivalencias entre los programas educativos, para conferir una mayor flexibilidad y facilitar la continuidad de la formación a través de vías diversas (PNE: 174-175).

 

Definición del Bachillerato General por Competencias

El Bachillerato General por Competencias de la Universidad de Guadalajara, es un programa educativo de nivel medio superior, formativo y propedéutico con un alto sentido humanista; centrado en el aprendizaje; con un enfoque en competencias y orientado hacia el constructivismo. Está dirigido a la población que ha concluido el nivel básico, con el propósito de dotarla de una cultura general que le permita desempeñarse en los ámbitos científico, tecnológico, social, cultural y laboral.

Principios Orientadores

La reforma del Bachillerato de la Universidad de Guadalajara, en concordancia con la misión institucional, plantea el mejoramiento sustantivo en la calidad, cobertura y pertinencia de la formación que se ofrece a la sociedad jalisciense en el nivel medio superior, y atiende también al carácter obligatorio de esta formación en el Estado. Se adoptan como principios orientadores de la presente propuesta los siguientes:

Educación para la libertad
Educación para la paz
Educación para el pensamiento crítico
Educación para la sustentabilidad
Educación para la globalocalización

Se entiende que los principios constituyen la guía, a nivel macro, de las acciones y definiciones que dan forma al proceso educativo que se impulsa a través de la presente propuesta. El impacto alcanza todos los niveles y ámbitos conceptuales y operativos. En ese sentido, son el sustento socioeducativo de la propuesta en general.

En el proceso de formulación del plan de estudios se habían denominado a estos principios como “competencias transversales” sin embargo, haciendo una revisión del concepto de competencias, considerando el alcance y profundidad de las ideas que suponen dichos términos, contrastando con otras metodologías de diseño curricular por competencias, y en virtud de las tendencias emergentes como políticas nacionales de la creación del Sistema Nacional de Bachillerato, donde la parte curricular estratégica, se define a partir del concepto de competencia, asumiendo una determinación específica acerca de la clasificación de las mismas, se ha optado por racionalizar los términos y, de esta forma, garantizar la consistencia interna de la propuesta.

En consecuencia con las razones expuestas, el uso del término “competencias” se debe circunscribir más a la operación académica, particularmente en la delimitación de espacios curriculares de formación concreta, que a la orientación filosófica de la propuesta educativa.

Es decir, a nivel operativo del currículo, resulta pertinente el uso del término competencias transversales, pero es arriesgado comprometer las líneas orientadoras de más largo alcance, con una metodología específica. De igual forma, se debe mencionar que en el dictamen 01/10/07 del H. Consejo Universitario de Educación Media Superior de la Universidad de Guadalajara, también se advierte la necesidad de esta ubicación conceptual, pues el antecedente 41, p. 13, dice a la letra: “Que como núcleo del Plan de Estudios del Bachillerato General por Competencias, se eligieron las siguientes cuatro competencias transversales, que serán propiciadas a lo largo y ancho del currículo y que conforman los principios elementales para la formación integral de los estudiantes y deben traducirse en comportamientos y actitudes de todos los participantes del proceso de aprendizaje y enseñanza”.

Así, los principios orientadores fundamentan el compromiso institucional con la sociedad en lo externo, y derivan en lo interno hacia una congruencia curricular metodológicamente sólida, sin perder de vista que el enfoque central se encuentra en la determinación de competencias genéricas que deben considerarse, en sí mismas, con el atributo de transversalidad.

La naturaleza de la construcción de una y otra categorías es distinta, por un lado es complicado que los principios impliquen necesariamente una clasificación, y por otro lado, es conveniente que las competencias sigan un proceso hasta cierto punto riguroso de elaboración conceptual. Mientras más clara sea su clasificación y la identificación de sus elementos, será más fácil llevarlas a la práctica y mejorar los resultados de su aplicación.

Dicha caracterización se realizó antes del proceso de Reforma Integral de Bachillerato y del Marco Curricular Común; al hacer una revisión de los conceptos expuestos, se reconoció la necesidad de reformular la conceptualización, para hacer compatible la terminología y metodología de desarrollo curricular con las tendencias nacionales, así como para favorecer la precisión en el uso de los conceptos.

Por parte de la comunidad académica que pondrá en práctica estos postulados. Cabe indicar que la propuesta resultante es acorde con las recomendaciones de CNAEEMS.

 

Ejes de formación y competencias genéricas

Para consolidar académica y operativamente el plan curricular, en el ajuste operativo, enero de 2008, se identifican como competencias genéricas: comunicación, pensamiento matemático, comprensión del ser humano y ciudadanía, comprensión de la naturaleza y formación para el bienestar.

En el análisis del concepto, además de la propia consistencia metodológica de construcción del currículo, se acudió a otros dos referentes: los planteamientos nacionales con respecto de la acepción y el sentido de las competencias y en el ámbito institucional a la normatividad aplicable. Para el primer caso, el documento Creación de un Sistema Nacional de Bachillerato en un marco de diversidad, son “aquellas que todos los bachilleres deben estar en capacidad de desempeñar, las que les permiten comprender el mundo e influir en él, les capacitan para continuar aprendiendo de forma autónoma a lo largo de sus vidas, y para desarrollar relaciones armónicas con quienes les rodean y participar eficazmente en su vida social, profesional y política a lo largo de la vida”.

En el MCC se ubica este tipo de competencias como las que definen al perfil del egresado; se enumeran puntualmente 11 competencias genéricas, de tal manera que cumplen con ciertos requisitos de forma y contenido.

“Otra de las características de las competencias genéricas es que son transversales: no se restringen a un campo específico del saber ni del quehacer profesional; su desarrollo no se limita a un campo disciplinar, asignatura o módulo de estudios. La transversalidad se entiende como la pertinencia y exigencia de su desarrollo en todos los campos en los que se organice el plan de estudios. Además, las competencias genéricas son transferibles, en tanto que refuerzan la capacidad de los estudiantes de adquirir otras competencias”.

Desde esta óptica, en las competencias genéricas se puede ver concretamente el perfil del egresado. En términos metodológicos, esta definición constituye el núcleo y punto de partida hacia la especificación de objetivos y contenidos, que también se organizan en unidades de aprendizaje necesarias para su logro.

El otro requerimiento se refiere a la normatividad vigente de la Institución, para lograr la viabilidad del proyecto, conservando el espíritu original de la propuesta. En ese sentido, y de acuerdo con el Artículo 9 del Reglamento General de Planes de Estudio, “Los elementos que constituyen el perfil son conocimientos, aptitudes, actitudes, valores, capacidades y habilidades, que se espera tenga quien haya concluido el plan de estudios de que se trate.”

Los anteriores elementos se consideran en la definición de competencias. Sin embargo, en la fundamentación del documento base del BGC, publicado en marzo de 2007, se menciona como “Competencias genéricas, también llamadas rasgos preeminentes del perfil de egreso”. Posteriormente el mismo documento indica que “son el equivalente a lo que el Reglamento General de Planes y Programas de Estudio de la Universidad de Guadalajara llama “áreas de formación” o “ejes curriculares”.

Por lo anterior, la propuesta BGC gira en torno a 5 ejes curriculares: comunicación, pensamiento matemático, comprensión del ser humano y ciudadanía, comprensión de la naturaleza y formación para el bienestar. Resulta conveniente utilizar estos ejes como agrupadores de competencias genéricas, tal como lo plantea el MCC, que es el referente de los principios orientadores. Como consecuencia, se conserva la identificación de las competencias genéricas con los ejes curriculares y la descripción de los rasgos del perfil, y con ello se atienden los criterios de contenido y forma contemplados en el MCC. Para el diseño del currículo del BGC, operan dos categorías:

 

  • Competencias Genéricas. Son los atributos que debe tener un estudiante universitario al finalizar su plan de estudios. En ellas se pueden recoger aspectos genéricos de conocimientos, habilidades, actitudes y valores, es decir, las capacidades desarrolladas que debe tener cualquier egresado. Se trabajan transversalmente en los espacios curriculares de las unidades de aprendizaje.

Las competencias genéricas se interrelacionan y se ubican por nivel de complejidad, partiendo desde competencias de nivel básico, como son las dos primeras: comunicación y pensamiento matemático; éstas, son base para el desarrollo de competencias de un mayor nivel, necesarias para la comprensión de la naturaleza. Competencias más complejas son comprensión del ser humano y ciudadanía, y con las anteriores ayudan a desarrollar las capacidades necesarias para adquirir competencias aún de mayor complejidad como formación para el bienestar. Cabe destacar que las competencias genéricas tienen carácter transversal, por lo que debe propiciarse el desarrollo sistemático a la largo de las unidades de aprendizaje que conforman el plan de estudios.

  • Competencias Específicas. Expresan conocimientos, habilidades, actitudes y valores que se consideran los mínimos necesarios de cada campo disciplinar, para que los estudiantes se desarrollen de manera eficaz en diferentes contextos y situaciones a lo largo de la vida (SEP, 2008).

En el cuadro siguiente se representa cómo las competencias genéricas tienen un carácter transversal en relación con las competencias específicas, toda vez que en éstas se evidencian logros de aprendizaje traducidos en productos con cierto nivel de dificultad, que va aumentado paulatinamente su grado de complejidad y aplicación, con respecto a la integración de otras competencias específicas, hasta configurar capacidades cada vez más complejas y especializadas, según su ámbito de aplicación.

Comunicación. Esta competencia integra las habilidades necesarias para que los individuos expresen con claridad y precisión sus pensamientos y emociones, en forma oral y escrita, en lengua materna y al menos en una lengua extranjera; generen intercambio de ideas y fomenten la discusión; disfruten la lectura como hábito enriquecedor y formativo; gestionen la información a través de los medios tradicionales y las nuevas tecnologías; y gocen de la literatura como fuente cultural.

Los conocimientos, habilidades, actitudes y valores a desarrollarse en esta competencia, deben propiciar la discusión mediante la elaboración de argumentos teóricos y pertinentes, que posibiliten la autogestión de la información y favorezcan el conocimiento del entorno, y el respeto a las diferencias culturales.

La comunicación fortalece el ejercicio de la tolerancia hacia las diversas manifestaciones culturales, a través de la interpretación y evaluación del contexto desde diferentes perspectivas, así como la aplicación de los conocimientos en los ámbitos de desarrollo del individuo.

En virtud del uso generalizado de las tecnologías de la información y la comunicación, resulta imprescindible comprender, evaluar y seleccionar, con juicio crítico, la información que surge en los diversos campos disciplinares de la ciencia y la sociedad, para lograr las habilidades de organizar y generar datos pertinentes, que puedan emplearse con responsabilidad en los procesos formativos.

Descriptores de esta competencia:

I. Comunicación de las ideas mediante el uso correcto de la lengua materna y en otro idioma.
II. Comprensión de la lengua escrita para la adquisición del pensamiento global.
III. Uso de la información de una manera autogestiva que apoye el conocimiento de la realidad.
IV. Disfrute del patrimonio literario de la humanidad en lengua materna y en otro idioma.
V. Reconocimiento de la comunicación como una expresión superior y de identidad de los pueblos.
VI. Desarrollo de procesos comunicativos en diversos ambientes.

La competencia genérica está integrada por unidades de aprendizaje que consideran los siguientes elementos:

  • La lengua española tratada como contenidos transversales.
  • La lengua extranjera como preparación integral al mundo globalizado.
  • La valoración de la literatura en el conocimiento de la diversidad cultural.
  • El aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación, para acceder a conocimientos nuevos.
  • Las situaciones y actividades de trabajo, orientadas por las particularidades comunicativas que otras competencias requieran.
  • La preparación permanente para las habilidades de razonamiento verbal.

 

Pensamiento matemático. El pensamiento es una actividad mental mediante la cual los individuos comparan, clasifican, ordenan, estiman, extrapolan, interpolan, forman hipótesis, identifican evidencias, formulan conclusiones, estructuran argumentos de manera inductiva o deductiva, elaboran juicios, establecen analogías, y realizan acciones típicamente clasificadas dentro de la categoría de pensamiento.

Cuando estos conocimientos y habilidades se relacionan con cuestiones numéricas, concretas, abstractas o espaciales, con análisis cuantitativo de información o con situaciones aleatorias, se define el pensamiento matemático. Su desarrollo parte de una visión que fomenta en los alumnos un interés hacia el conocimiento objetivo, y lo reconoce como un ente vivo que se renueva y crece.

Esta competencia destaca el logro de habilidades de razonamiento. Parte de la concepción de que la matemática es un todo; permite que sus distintas ramas se estudien simultáneamente y se apoyen unas en otras. Se busca que los estudiantes muestren interés por la matemática, disfruten su aprendizaje, lo utilicen en su vida diaria, y sean capaces de vincularla a otras áreas de conocimiento.

Esta competencia puede ser descrita a través de:

I. Comunicación de ideas mediante el lenguaje de la matemática.
II. Desarrollo de procesos de razonamiento, conceptualización y juicio crítico.
III. Resolución de problemas en contextos diversos.
IV. Uso de innovaciones científicas y tecnológicas, para el desarrollo de procedimientos matemáticos y la solución de problemas.
V. Establecimiento de relaciones entre ideas matemáticas y de otros contextos.
VI. Representación de ideas y procesos de la matemática y su aplicación, para la interpretación de fenómenos naturales y sociales.

La competencia genérica está formada por unidades de aprendizaje que consideran los siguientes elementos:

  • La lógica tratada como una herramienta del pensamiento, que se desarrolla de forma transversal.
  • Las actividades y situaciones de aprendizaje, que toman en cuenta los variados estilos de aprender de los alumnos, sus intereses y posibilidades.
  • El enfoque orientado a proyectos y resolución de problemas, en el diseño de las actividades de aprendizaje.
  • La valoración del papel de la matemática en el desarrollo de las civilizaciones como objetivo permanente, y en la formación de ciudadanos constructivos, comprometidos y reflexivos.
  • El aprovechamiento de determinadas actividades de aprendizaje en matemática, para favorecer la orientación vocacional de los alumnos.
  • La preparación permanente para las habilidades de razonamiento lógico-matemático. Comprensión de la naturaleza.

Esta competencia pretende desarrollar el pensamiento científico en los alumnos, a través de la observación, la experimentación, el análisis y la argumentación, así como la aplicación en situaciones reales, de los principios, modelos y teorías básicas de las ciencias de la naturaleza. De acuerdo con su ámbito, se:

  • Comprende la estructura, el desarrollo y el funcionamiento del mundo orgánico e inorgánico de los sistemas naturales y del ser humano.
  • Valora las relaciones causales de los fenómenos de la naturaleza y sus implicaciones sociales, personales, éticas y económicas.
  • Aprecia la vida y la naturaleza; comprende las implicaciones que la acción humana tiene en el medio ambiente y, amplía su sentido de responsabilidad para su preservación.

 

La comprensión de la naturaleza pretende una formación integral del individuo, desde su relación con la naturaleza y la sociedad, los avances de la ciencia y la tecnología, y las repercusiones que éstos tienen en el medio ambiente. Se considera la utilización de diferentes recursos que propician el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, como uno de los medios para acceder al conocimiento. Se hace hincapié en las actitudes que generan la creatividad y el pensamiento crítico; la solución de problemas; la toma de decisiones; el manejo y la sistematización de la información, que contribuyen a alcanzar una mayor calidad de vida y un desarrollo sustentable, con base en un marco ético y de valores.

En este sentido, toman relevancia las competencias transversales en la formación integral del estudiante. Por el carácter experimental de las ciencias que integran los contenidos y las competencias, el método científico será la guía de la experimentación. Un punto central es el de conservar el carácter empírico, metodológico, abstracto y social de la ciencia.

Estos aspectos serán el punto de partida para que los estudiantes construyan las ideas científicas a través de observaciones, experimentos, análisis y discusiones. Los experimentos deben ser ligados a dos aspectos fundamentales: conexión rigurosa con la realidad y con los métodos de indagación.

La naturaleza de la competencia establece un vínculo indisoluble entre varios campos disciplinares como la química, la física y la biología. La caracterización de un problema, fenómeno o proceso analizado desde diferentes aristas y de forma interdisciplinaria, coadyuva a imprimirles un significado acorde con su contexto.

Los fenómenos objeto de aprendizaje se organizan en tres competencias específicas, de acuerdo con el tipo de capacidad de pensamiento predominante que se requiere para desarrollar el pensamiento científico:

I. Descripción, explicación y predicción de los fenómenos de la naturaleza.
II. Indagación y experimentación.
III. Interpretación de evidencias y conclusiones científicas.

La formación científica, que es un objetivo clave de la educación en los ámbitos internacional y local, debe lograrse en el nivel medio superior, aún cuando los estudiantes no continúen estudios de nivel superior.

La importancia de esta competencia se justifica porque está directamente relacionada con la capacidad de pensar en un mundo en el que la ciencia y la tecnología influyen en nuestras vidas.

 

Comprensión del ser humano y ciudadanía. Esta competencia genérica apoya el desarrollo de habilidades superiores del pensamiento que le permiten al estudiante: a) asumir la complejidad de su naturaleza como un ser humano capaz de construir su entorno, su vida y su mundo; b) valorar sus capacidades superiores de crear-transformar-actuar, mediante la convivencia y el trabajo colaborativo y, aprovechar la diversidad del grupo como una fuerza que determina su mundo; y c) explicar el presente en función del pasado, a fin de que las consecuencias de sus decisiones en el presente determinen su futuro.

La comprensión del ser humano está orientada a lograr el perfil de egreso cuyos rasgos son identidad, ciudadanía, autonomía, liderazgo, pensamiento científico, pensamiento creativo, responsabilidad ambiental, sensibilidad estética y estilos de aprendizaje y vocación.

Acercar al estudiante para comprender la naturaleza compleja del ser humano, implica gestionar la instrucción en ambientes de aprendizaje propicios, para facilitar la consecución de los siguientes rasgos del perfil y descriptores:

I. Filosofía de vida y concepción del mundo. Su propósito es que el alumno argumente sus ideas sobre su filosofía de vida y cosmovisión, para decidir con responsabilidad.
II. Comprensión de la realidad y del ser humano. Pretende que el estudiante desarrolle su pensamiento científico, mediante la aplicación de las ciencias del hombre, para resolver problemas de su realidad.
III. Pensamiento ético. Trasciende el autoconocimiento del alumno como un sujeto ético, libre y responsable de sus actos.
IV. Personalidad. Tiene un carácter integrador, pues mediante ella el estudiante conoce su desarrollo personal, construye su autoestima, comprende su sexualidad y sus vínculos afectivos con los demás.
V. Ciudadanía. Procura el desarrollo de habilidades, conocimientos, valores y actitudes, con los que el joven se reconoce como un futuro ciudadano; se asume como un sujeto histórico que comprende los problemas inherentes a los procesos sociales y económicos de su entorno inmediato, y toma conciencia de su pertenencia a una cultura, a un país y al mundo.
VI. Sensibilidad estética. Contribuye a lograr en los alumnos la apreciación de manifestaciones artísticas; expresar e interpretar en forma creativa su propio sentido artístico y estético, así como comprender el arte en su contexto para preservarlo y difundirlo.
VII. Diversidad cultural. Genera los aprendizajes y las vivencias necesarias para que el estudiante exprese respeto por la diversidad, reconozca que vive en un mundo pluricultural, se identifique y preserve sus manifestaciones culturales y las promueva como un aporte a la cultura global.
VIII. Responsabilidad ambiental. Se sustenta en la posibilidad que tiene el ser humano de transformar su medio; se busca que el alumno plantee alternativas para el mejoramiento del medio ambiente.
IX. Estilos de aprendizaje y vocación. Utiliza estrategias y métodos para aprender y aplicar los conocimientos adquiridos en los contextos en que se desarrolla. Diseña su trayectoria y plan de vida, acordes a sus expectativas y posibilidades de desarrollo exitoso.

 

Estas habilidades completan su carácter formativo, enmarcadas en los principios orientadores relacionados con los valores de convivencia en democracia, paz, libertad, respeto a la vida, participación social proactiva, respeto a los derechos humanos, igualdad y tolerancia.

La organización de los saberes conceptuales y procedimentales que sustentan estas competencias, deriva de disciplinas como filosofía, sociología, economía, historia, antropología, geografía, ecología, ciencia ambiental, artes, metodología de la investigación, psicología, ética, antropología filosófica, entre otras. Estos saberes se consolidan con la aplicación de estrategias constructivistas, como el aprendizaje colaborativo o el basado en la resolución de problemas, el método de caso, el aprendizaje orientado a proyectos y las formas de evaluación participativa.

Finalmente, la competencia genérica “Comprensión del ser humano y ciudadanía”, se orienta a formar jóvenes para la vida, en un mundo globalizado que valora las características locales, nacionales e internacionales.

Formación para el bienestar. Esta competencia tiene como propósitos la promoción, el fortalecimiento de estilos de vida sanos, y la consolidación de la identidad y pertenencia a grupos sociales. Ello se logra fomentando valores, hábitos, actitudes, respeto a la naturaleza y toma de decisiones en pro de una vida con calidad.

Las unidades de aprendizaje que la integran, consideran:

I. Comprensión de la sexualidad y vinculación afectiva.
II. Construcción de condiciones para la comprensión y el manejo de una sexualidad sana.
III. Adopción de estilos de vida sanos que permitan valorar y construir estrategias de acción.
IV. Toma de conciencia sobre la importancia de adoptar la actividad física como parte de su desarrollo físico, cognitivo y social.
V. Fortalecimiento de la salud y mejora de la capacidad motora, habilidades y destrezas, por medio de la actividad deportiva sistémica y metódica.
VI. Desarrollo y consolidación de la interacción social, los valores y el trabajo en equipo, a través del conocimiento del buen uso del tiempo libre, el ocio y la recreación.
VII.Utilización de estrategias asertivas en el diseño de la trayectoria escolar y el plan de vida.

En la formación integral es importante el desarrollo de principios y actitudes, relacionados con valores como el respeto, la tolerancia, la paz, la igualdad, la criticidad, la libertad y la globalocalización.

La comprensión y expresión de las ideas, conduce al perfeccionamiento de los procesos analíticos, creativos, memorísticos, de reflexión y atención.

 

Perfil de ingreso

El perfil de ingreso de los estudiantes que aspiran al Bachillerato General y que es evaluado mediante la prueba de Piense II (50% del puntaje de admisión) y el promedio de certificado de estudios (50% restante), no determina la admisión, debido a las políticas de la institución virtud de las que el cupo es el determinante de ingreso, y a la obligatoriedad de la educación media del Estado de Jalisco. Así, el Sistema de Educación Media Superior:

  • No exige un perfil mínimo de ingreso al NMS. Ingresan todos los aspirantes que cumplen los requisitos de ingreso, siempre que las condiciones de cupo lo permitan.
  • El cupo en aulas es la única limitante para determinar el número de admitidos.

 

Con esta política, la Universidad de Guadalajara ofrece un modelo inclusivo que garantiza igualdad de oportunidades de educación gratuita para todos sus aspirantes, sin restricción de género, status social ni grupo étnico.

Sin embargo, para efectos de la planeación y programación académica del Bachillerato, se deben de considerar los niveles de logro de las competencias enunciadas en el perfil de egreso del Plan de estudios del nivel medio básico y que específica los siguientes rasgos: (32)

a). Utiliza el lenguaje oral y escrito con claridad, fluidez y adecuadamente, para interactuar en distintos contextos sociales. Reconoce y aprecia la diversidad lingüística del país.
b). Emplea la argumentación y el razonamiento al analizar situaciones, identificar problemas, formular preguntas, emitir juicios y proponer diversas soluciones.
c). Selecciona, analiza, evalúa y comparte información proveniente de diversas fuentes y aprovecha los recursos tecnológicos a su alcance para profundizar y ampliar sus aprendizajes de manera permanente.
d). Emplea los conocimientos adquiridos a fin de interpretar y explicar procesos sociales, económicos, culturales y naturales, así como para tomar decisiones y actuar, individual o colectivamente, en aras de promover la salud y el cuidado ambiental, como formas para mejorar la calidad de vida.
e). Conoce los derechos humanos y los valores que favorecen la vida democrática, los pone en práctica al analizar situaciones y tomar decisiones con responsabilidad y apego a la ley.
f). Reconoce y valora distintas prácticas y procesos culturales. Contribuye a la convivencia respetuosa. Asume la interculturalidad como riqueza y forma de convivencia en la diversidad social, étnica, cultural y lingüística.
g). Conoce y valora sus características y potencialidades como ser humano, se identifica como parte de un grupo social, emprende proyectos personales, se esfuerza por lograr sus propósitos y asume con responsabilidad las consecuencias de sus acciones.
h). Aprecia y participa en diversas manifestaciones artísticas. Integra conocimientos y saberes de las culturas como medio para conocer las ideas y los sentimientos de otros, así como para manifestar los propios.
i). Se reconoce como un ser con potencialidades físicas que le permiten mejorar su capacidad motriz, favorecer un estilo de vida activo y saludable, así como interactuar en contextos lúdicos, recreativos y deportivos.”

 

Rasgos del Perfil del egresado

El perfil del egresado se ha actualizado con base en el acuerdo 444 del Marco Curricular Común del Sistema Nacional de Bachillerato, por lo que además de los siguientes rasgos, el egresado deberá lograr las competencias genéricas y los atributos que se especifican:

 

Rasgos del perfil del egresado Universidad de Guadalajara.

Identidad. Diseña y emprende proyectos en los que considere su autoconocimiento, autoestima, pensamiento ético y respeto a la diversidad, tomando en cuenta las dimensiones que intervienen en la conformación de su personalidad e identidad.

Autonomía y liderazgo. Desarrolla sus capacidades de autonomía y liderazgo para la toma de decisiones, enfrentamiento de riesgos y resolución de conflictos.

Ciudadanía. Propone soluciones a problemas de la sociedad de manera proactiva, solidaria y cooperativa, con un alto sentido de responsabilidad y justicia, con respeto a la diversidad y la sustentabilidad. Trabaja en equipo de manera colaborativa y cooperativa, en el desarrollo de tareas que le permitan ejercer su autonomía y autogestión en la toma decisiones, siempre con una postura ética y solidaria.

Razonamiento verbal. Expresa eficazmente sus ideas de manera oral y escrita, utilizando diversos medios, recursos y estrategias en su lengua materna y en una segunda lengua, con el fin de establecer interacciones con otros individuos y sus contextos. Desarrolla el hábito de la lectura para acercarse a culturas, ideologías y conocimientos universales.

Gestión de la información. Evalúa y aplica información utilizando estrategias de búsqueda, organización y procesamiento de la misma, para la resolución de problemas en todos los ámbitos de su vida, mediante la utilización de diversas herramientas a su alcance. Utiliza las tecnologías de la información y la comunicación para intercambiar ideas, generar procesos, modelos y simulaciones, de acuerdo con sus necesidades de aprendizaje e innovación.

Pensamiento crítico. Sustenta una postura personal, integrando informadamente diversos puntos de vista, utilizando su capacidad de juicio. Razonamiento lógico-matemático. Aplica métodos y estrategias de investigación, utilizando los fundamentos del pensamiento científico, para la resolución de problemas de manera innovadora.

Pensamiento científico. Explica los fenómenos naturales y sociales aplicando los modelos, principios y teorías básicas de la ciencia, tomando en consideración sus implicaciones y relaciones causales. Aplica procedimientos de la ciencia matemática, para interpretar y resolver problemas en actividades de la vida cotidiana y laboral.

Responsabilidad ambiental. Preserva el medio ambiente, a partir del diseño de estrategias y acciones que le permitan expresar el valor que le otorga a la vida y a la naturaleza para su conservación.

Pensamiento creativo. Utiliza su imaginación y creatividad en la elaboración y desarrollo de proyectos innovadores.

Sensibilidad estética. Disfruta y comprende las manifestaciones del arte; contribuye a la preservación del patrimonio cultural; evalúa la producción artística de su país y del mundo.

Vida sana. Adopta estilos de vida sana, asumiendo de forma consciente su bienestar físico y emocional. Mantiene una actitud proactiva en la prevención y tratamiento de enfermedades. Realiza actividad física y deportiva para mejorar o preservar su salud.

Estilos de aprendizaje y vocación. Utiliza estrategias y métodos para aprender y aplicar los conocimientos adquiridos en los contextos en que se desarrolla. Diseña su trayectoria y plan de vida, acordes a sus expectativas y posibilidades de desarrollo exitoso.

 

Perfil del egresado. Marco Curricular Común

Se autodetermina y cuida de sí

1. Se conoce y valora a sí mismo y aborda problemas y retos teniendo en cuenta los objetivos que persigue.

Atributos:
Enfrenta las dificultades que se le presentan y es consciente de sus valores, fortalezas y debilidades.
Identifica sus emociones, las maneja de manera constructiva y reconoce la necesidad de solicitar apoyo ante una situación que lo rebase.
Elige alternativas y cursos de acción con base en criterios sustentados y en el marco de un proyecto de vida.
Analiza críticamente los factores que influyen en su toma de decisiones.
Asume las consecuencias de sus comportamientos y decisiones.
Administra los recursos disponibles teniendo en cuenta las restricciones para el logro de sus metas.

 

2. Es sensible el arte y participa en la apreciación e interpretación de sus expresiones en distintos géneros.

Atributos:
Valora el arte como manifestación de la belleza y expresión de ideas, sensaciones y emociones.
Experimenta el arte como un hecho histórico compartido que permite la comunicación entre individuos y culturas en el tiempo y el espacio, a la vez que desarrolla un sentido de identidad.
Participa en práctica relacionadas con el arte.
Elige y practica estilos de vida saludables.
Atributos:
Reconoce la actividad física como un medio para su desarrollo físico, mental y social.
Toma decisiones a partir de la valoración de las consecuencias de distintos hábitos de consumo y conductas de riesgo.
Cultiva relaciones interpersonales que contribuyen a su desarrollo humano y el de quienes lo rodean.
Se expresa y comunica

 

4. Escucha, interpreta y emite mensajes pertinentes en distintos contextos mediante la utilización de medios, códigos y herramientas apropiados.

Atributos:
Expresa ideas y conceptos mediante representaciones lingüísticas, matemáticas o gráficas.
Aplica distintas estrategias comunicativas según quienes sean sus interlocutores, el contexto en el que se encuentra y los objetivos que persigue.
Identifica las ideas clave en un texto o discurso oral e infiere conclusiones a partir de ellas.
Se comunica en una segunda lengua en situaciones cotidianas.
Maneja las tecnologías de la información y la comunicación para obtener información y expresar ideas.
Piensa crítica y reflexivamente.

 

5. Desarrolla innovaciones y propone soluciones a problemas a partir de métodos establecidos.

Atributos:
Sigue instrucciones y procedimientos de manera reflexiva, comprendiendo como cada uno de sus pasos contribuye el alcancé de un objetivo.
Ordena información de acuerdo a categorías, jerarquías y relaciones.
Identifica los sistemas y reglas o principios medulares que subyacen a una serie de fenómenos.
Construye hipótesis y diseña y aplica modelos para probar su validez.
Sintetiza evidencias obtenidas mediante la experimentación para producir conclusiones y formular nuevas preguntas.
Utiliza las tecnologías de la información y comunicación para procesar e interpretar información.

 

6. Sustenta una postura personal sobre temas de interés y relevancia general, considerando otros puntos de vista de manera crítica y reflexiva.

Atributos:
Elige las fuentes de información más relevantes para un propósito específico y discrimina entre ellas de acuerdo a su relevancia y confiabilidad.
Evalúa argumentos y opiniones e identifica prejuicios y falacias.
Reconoce los propios prejuicios, modifica sus puntos de vista al conocer nuevas evidencias, e integra nuevos conocimientos y perspectivas al acervo con el que cuenta.
Estructura ideas y argumentos de manera clara, coherente y sintética.
Aprende de forma autónoma.

 

 

7. Aprende por iniciativa e interés propio a lo largo de la vida.

Atributos:
Define metas y da seguimiento a sus procesos de construcción de conocimiento.
Identifica las actividades que le resultan de menos y mayor interés y dificultad, reconociendo y controlando sus reacciones frente a retos y obstáculos.
Articula saberes de diversos campos y establece relaciones entre ellos y su vida cotidiana.
Trabaja en forma colaborativa.

 

8. Participa y colabora de manera efectiva en equipos diversos.

Atributos:
Propone maneras de solucionar un problema o desarrollar un proyecto en equipo, definiendo un curso de acción con pasos específicos.
Aporta puntos de vista con apertura y considera los de otras personas de manera reflexiva.
Asume una actitud constructiva, congruente con los conocimientos y habilidades con los que cuenta dentro de distintos equipos de trabajo.
Participa con responsabilidad en la sociedad.

 

9. Participa con una conciencia cívica y ética en la vida de su comunidad, región, México y el mundo.

Atributos:
logo como mecanismo para la solución de conflictos.
Toma decisiones a fin de contribuir a la equidad, bienestar y desarrollo democrático de la sociedad.
Conoce sus derechos y obligaciones como mexicano y miembro de distintas comunidades e instituciones, y reconoce el valor de la participación como herramienta para ejercerlos.
Contribuye a alcanzar un equilibrio entre el interés y bienestar individual y el interés general de la sociedad.
Actúa de manera propositiva frente a fenómenos de la sociedad y se mantiene informado.
Advierte que los fenómenos que se desarrollan en los ámbitos local, nacional e internacional ocurren dentro de un contexto global interdependiente.

 

10. Mantiene una actitud respetuosa hacia la interculturalidad y la diversidad de creencias, valores, ideas y prácticas sociales.

Atributos:
Reconoce que la diversidad tiene lugar en un espacio democrático de igualdad de dignidad y derechos de todas las personas, y rechaza toda forma de discriminación.
Dialoga y aprende de personas con distintos puntos de vista y tradiciones culturales mediante la ubicación de sus propias circunstancias en un contexto más amplio.
Asume que el respeto de las diferencias es el principio de integración y convivencia en los contextos local, nacional e internacional.

 

11. Contribuye al desarrollo sustentable de manera crítica, con acciones responsables.

Atributos:
Asume una actitud que favorece la solución de problemas ambientales en los ámbitos local nacional e internacional.
Reconoce y comprende las implicaciones biológicas, económicas, políticas y sociales del daño ambiental en un contexto global interdependiente.
Contribuye al alcance de un equilibrio entre los intereses de corto y largo plazo con relación al ambiente.


 

29 Cfr. Conclusiones y recomendaciones del documento. Sistema de Educación Media Superior. Evaluación externa. Consejo Nacional para la Evaluación y Acreditación de la Educación Media Superior. CNAEEMS, febrero de 2008.

 

30 Creación de un Sistema Nacional de Bachillerato en un marco de diversidad, pág. 54.

 

31 Padilla López, et al., op. cit., p. 161.

 

32 Padilla López, et al., op. cit., p. 259

 

33 Diario oficial de la Federación. Tomo DCXXXII No. 18, México., D.F. viernes 26 de mayo de 2006. Pág. 26, primera sección.

 

34 Secretaria de Educación Pública, (2009). ACUERDO número 444 por el que se establecen las competencias que constituyen el marco curricular común del Sistema Nacional del Bachillerato. Diario oficial. Primera sección, Cap. II, art. 7.


© 2017 ESCUELA PREPARATORIA MÓDULO AYUTLA